Poder Constituyente

Las sociedades, como los entes vivos, nacen, se desarrollan y mueren. Lo bueno, y con esto nuevamente coinciden con la biología de los seres, también se reproducen manteniendo así la vida. Es decir, los viejos sistemas, arrastrados por la entropía, acumulan tal cúmulo de contradicciones que se convierten en inviables y quiebran como estructuras. La solución, a partir de ese momento, ya no puede consistir en seguir poniendo parches y […]

Continuar leyendo